IGNIS: La JM Internacional se pone en marcha para responder a los desafíos.

En cierre del IGNIS, la JM se reunió para reflexionar y responder a los desafíos que se le presenta en los tiempos de hoy.

Durante la mañana de este domingo 19, tras intensos y bendecidos días de celebración por los 100 años de Schoenstatt, la Juventud Masculina Internacional culminó su encuentro IGNIS. Se reunieron jóvenes de distintos países alrededor del mundo para decantar y aterrizar lo vivido, a fin de poder reflexionar acerca de lo que se viene para estos próximos 100 años, de la misión a la cual están llamados y de cómo van a hacer frente a los desafíos que el tiempo de hoy les presenta.

La jornada comenzó con un desayuno en el cual se gestó el ambiente de fraternidad tan característico de la juventud. Tras eso, los jóvenes se reunieron para dar inicio al encuentro con cantos característicos de la JM de cada país, para luego continuar con el tema central.

Los jóvenes se confrontaron con los desafíos más relevantes que el tiempo de hoy le presenta a la Juventud de Schoenstatt. Hubo videos, testimonios y reflexiones que ayudaron a profundizar en torno a estos desafíos, los cuales se enmarcan principalmente en los siguientes temas:

Autoeducación, afectividad y sexualidad.
Vínculos y relaciones humanas.
Redes sociales (Internet).
Apostolado y Misión.
Iglesia.
Pobreza.
Política y temas de contingencia social.
Cada ámbito fue abordado por un representante de la JM de cada país, el cual dio testimonio de cómo las ramas enfrentan estos temas en su país y de los desafíos que aún se tiene como juventud en esa materia.

Luego de que todos los temas fueron tratados, hubo instancia para que se formaran grupos de trabajo y se profundizara entorno a ellos. Así los jóvenes pudieron interactuar y discutir, para descubrir cuáles son los llamados de la JM respecto de los desafíos que hoy se les presentan. Acerca de lo que se vivió, Juan Vicente Escobar de Chile comentó su experiencia: “El encuentro fue muy emocionante, pocas veces tenemos la oportunidad de encontrarnos como Juventud Masculina Internacional. Ha sido un verdadero regalo poder estar todos juntos y sentirse escogidos como la generación de los 100 años de Schoenstatt. Sin lugar a dudas tenemos una gran misión, y tener la posibilidad de juntarse para responder al llamado que Dios nos hace y hacer frente a los desafíos que el tiempo nos presenta, es una gran bendición, un gran regalo y una gran responsabilidad. Ahora este fuego tenemos que llevarlo de vuelta a nuestros países.”

Fuente: www.schoenstatt2014.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *