«Que las generaciones venideras nos juzguen», Denario a las 19:00 hrs. para aliviar el dolor de Jesús y de María.

Dentro del Movimiento católico de Schoenstatt surgió la iniciativa de empezar una cadena de oración en desagravio por los sacrilegios con los que Jesús es ofendido. Primero fue el ataque a la iglesia Santa Ana por un grupo de anarquistas y para mañana se convocó a una marcha pro aborto que el año pasado terminó con la toma de la Catedral. La finalidad es rezar un denario (y/o Rosario) a la hora de la marcha (19 hrs, Chile) para aliviar el dolor de Jesús y de María.

«Que las generaciones venideras nos juzguen» Padre José Kentenich

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *